Entradas

Café con beso

Letargos cobrizos arrojados a los besos húmedos de accesos a las bocas

portales de infiernos abismos contorneados de cauces mojados

proscritos de puentes páramos arrojados de amantes encontrados y descubiertos

café con beso
de olla y de canela

TE DEBO DE TODO

TE DEBO

Tanto
ni tan calvo
ni miles de nadas
ni quejidos
ni bocanadas
ni faltos latidos
ni pedradas
ni corazones helados
ni esteladas
ni esperas
entre parada y parada
ni falsos sueños
ni dentelladas
ni risas de ciegos
ni quedadas
que no quedaron
en para nadas
ni vinos sin rosas
ni espinas

te debo miles de besos
que se mezclaron
congeladas lagrimas secas
entre el empaño
de los cristales
de los autobuses
que se bajaron en paradas
extrañas
con sus legañas
de palomas muertas
y falsos tormentos
de viejas arañas

Que bonitos los pájaros
tras los barrotes
enteritos de sonidos
lejanos y vagos

Alma Mater

ALMAS AGRADECIDAS Las almas como los ganchos
de algunas plantas
se alían cuando hay algo que conecta
cierta afinidad
a la hora de mirar.
Es bonito vivir
varias vidas en una
y morir diciendo:
"que no se diga
que no he vivido"


Hay almas
que necesitan UCI
que están errantes
otrora dormidas
desmemoriadas
o desconoci
das
Algunas tan bellas
que se quedan
eternamente adyacidas aún fallecidas al centro del corazón del alma eternamente agradecidas

De Limpiezas y de Armarios

Imagen
Seguimos por el sendero de la misma vida Hoy caviar mañana pan y aceite
Desempolvando a los aparecidos
Saludos Amigos



Remembering Camille, where is Mr. Stein?

Espinas clavadas en cumbres de mares y montañas 

Agua
que permanece
en la sombra
del desierto
oasis de luz
en la oscuridad
de las noches
llaman las sirenas
con el canto espaciado
de las estrellas


Miss u
my friend

De Andrómedas liberadas

Te quiero lindo y tierno Amigo zorro
Más allá del mar intensidad infinita
Veo tus ojos rojos reflejados en las olas nubes mensajeras cada mañana
Palabras tuyas reto adiestrado de ogros liberados
Hipnotiza tu canto hombre sireno teutón salvaje del océano absorbe de sal el abismo

Jaime Gil de Biedma, Pandémica y Celeste

Jaime Gil de Biedma, Pandémica y Celeste

Imagínate ahora que tú y yo muy tarde ya en la noche hablemos de hombre a hombre, finalmente. Imagínatelo, en una de esas noches memorables de rara comunión, con la botella medio vacía, los ceniceros sucios, y después de agotado el tema de la vida. Que te voy a enseñar un corazón, un corazón infiel, Desnudo de cintura para abajo, Hipócrita lector - mon semblable - mon frère!
Porque no es la impaciencia del buscador de orgasmo quien me tira del cuerpo hacia otros cuerpos a ser posible jóvenes: Yo persigo también el dulce amor, el tierno amor para dormir al lado y que alegre mi cama al despertarse, cercano como un pájaro. ¡Si yo no puedo desnudarme nunca, si jamás he podido entrar en unos brazos sin sentir -aunque sea nada más que un momento- igual deslumbramiento que a los veinte años!. Para saber de amor, para aprenderle, haber estado solo es necesario. Y es necesario en cuatrocientas noches - con cuatrocientos cuerpos diferentes - haber hecho el amor. Que sus misterios, co…